Nuestra historia

Sucursal Central de Abasto

Sucursal Central de Abasto

Tartamiel no es una empresa nacida del solo impulso de invertir o la emoción de emprender. Fue detalladamente proyectada con los elementos básicos que al menos en términos empresariales ofrecen garantías de viabilidad; como el plan de negocios que comprendió el proyecto de inversión, estudio de mercado, estudio técnico y del producto, además de la capacitación requerida para comenzar. Les tomó al menos a sus dos iniciadoras, la administradora actual y su hermana, dos años cristalizar los esfuerzos, entre planear, diseñar, decidir con qué, con cuánto se contaba, de donde se obtendría el crédito inicial, sus primeros instrumentos de trabajo y donde abrir las puertas. El periodo de planeación comprendió desde julio de 1981 hasta marzo de 1983.

Nació como microempresa con la actual administradora y con tan sólo tres colaboradores; su hermana, su ayudante pastelero y la primera anfitriona comercial.

¿Cómo fue que nació la idea?

En 1981, cuando el padre de la actual administradora tuvo la oportunidad de hacer un segundo viaje a la ciudad de Oaxaca desde Nice Francia, su hija quiso consentir el gusto de su padre por lo dulce. Pensó en ofrecerle un postre rico sin que fuere preparado por ella misma. Salió un día domingo por la tarde a burcarlo y los expendios como Popeye (una paletería muy famosa en Oaxaca) o el mercado estaban cerrados. No pudo encontrar lo que buscaba y regresó con las manos vacías. –“No había nada”, buscó incluso pasteles, pero nada.

Ella además de tener la idea de dirigir su propio negocio, había descubierto casualmente, una necesidad en el mercado Oaxaqueño: a la ciudad de Oaxaca la hacía falta un sitio a dónde conseguir un postre a cualquier hora y en cualquier día de la semana. Cuando volvió a casa con las manos vacías y al conversarlo por teléfono con su hermana quien radicaba en Francia, comenzó a tejerse el primer hilo de la historia de la empresa. Juntas comenzaron a investigar la viabilidad del proyecto y se concentraron en las ideas y acciones necesarias para hacerlo real.

 

Antecedentes

Sucursal Alcalá

Sucursal Alcalá

El 26 de Marzo de 1983, Tartamiel abre formalmente sus puertas a la sociedad Oaxaqueña en la calle de Alcalá Nº 804-A, en el centro histórico de la ciudad de Oaxaca, en un pequeño local con una superficie de 36 m2 donde se ubicaba el área de producción y ventas.

Al frente del pequeño taller, la administradora se encargaba de planear la producción diaria, supervisar a los técnicos pasteleros, atender a sus proveedores, controlar la calidad de la materia prima y organizar el trabajo. Al principio y como madre, su ritmo personal era agitado, aun así, se daba el tiempo para su familia en las tardes.

Sucursal Reforma

Sucursal Reforma

La población aceptó inmediatamente los productos Tartamiel por sus características organolépticas naturales por lo que el 31 de Enero de 1987 se inauguró el segundo laboratorio de producción en la Colonia Reforma con mayor superficie, infraestructura en maquinaría, equipamiento fisico, equipo humano y superiores controles.

Quince años después ante el crecimiento natural de la empresa, Tartamiel inauguro el 23 de Diciembre de 2002 su nueva planta de producción ubicada en el municipio de San Sebastián Tutla, Oax. misma que fue planeada y diseñada con bastante anticipación para que cumpliera con todos los requisitos necesarios para su operación lograndose una planta altamente eficiente, higiénica y segura para todas las personas que laboran en ella. Esta planta se encuentra en operación hasta la fecha.